Instalaciones especiales para elefantes en cautividad

La cría en cautividad de animales salvajes es una práctica habitual desde hace generaciones. Es el caso de los elefantes, animales especialmente admirados por su belleza, tamaño, fuerza e inteligencia. Los centros de cría o los zoológicos que los contienen, necesitan contar con todo tipo de instalaciones especiales para elefantes.

Las necesidades y capacidades de un animal de estas dimensiones ponen en jaque a los diseñadores encargados de idear los edificios donde se mantienen. Hay que tener en cuenta todo: desde la altura de los techos, a la resistencia de los materiales.

Instalaciones fijas

¿De qué alturas estamos hablando?

Los machos de elefante africano adulto pueden llegar a medir más de 6 metros. Y si el espacio se lo permite, a veces se alzan sobre sus patas traseras. Por lo tanto, una estructura que vaya a contener a uno de estos animales tiene que alcanzar alturas mínimas de 7,5 metros.

Esto también significa que cualquier luz, ventilador, cable, cámara de vigilancia o elemento frágil debe colocarse a partir de dicha altura. Estos artículos, colocado por debajo de los 7 metros, estarán en peligro y deberán, al menos, protegerse con un dispositivo de metal.

Elefantes comiendo en medio natural.

¿Y qué pasa con las puertas?

A lo largo de la historia, se han diseñado numerosos tipos de puertas  (y de sistemas para moverlas) pensando en el mantenimiento de animales en cautividad. Los puntos clave a tener en cuenta, en el caso de los elefantes, serían:

  • la resistencia del material;
  • la rapidez con que la puerta se abre y se cierra;
  • el control que tiene el operador sobre ese movimiento de apertura/cierre.

Además, si la puerta es de un material sólido/opaco, no permite el contacto visual o táctil con otros elefantes. Permitir ese contacto, tan necesario para cualquier animal gregario, genera un reto estructural importante.

Te puede interesar  Los elefantes son animales sociales

Instalaciones especiales para elefantes. Tipos de puertas: ventajas e inconvenientes

Si hacemos referencia al diseño como tal de la puerta, tenemos dos opciones:

  • Una puerta con barrotes horizontales, lo cual puede desencadenar que el animal trate de subirse o apoyarse, y dicha estructura podrá bien romperse o bien lesionar al elefante.
  • Una puerta con barrotes verticales, que deberá ser capaz de resistir los movimientos laterales de la cabeza, el tronco o la trompa del elefante.

Como vemos, cualquier opción puede tener sus riesgos. Y, en cualquier caso, la resistencia del material es fundamental.

En cuanto al mecanismo de movimiento de la puerta, (hidráulico, neumático, eléctrico o manual) suele depender de los fondos disponibles. Las puertas hidráulicas, por ejemplo, deben utilizar fluidos seguros para los animales, como aceites vegetales o productos de petróleo no tóxicos.

En cualquier caso, todo sistema de puertas automáticas debe tener la opción de moverse manualmente en caso de producirse un fallo energético.

¿Qué problemas nos puede dar un mal diseño de las puertas?

A muchos elefantes se les ha dañado la trompa al quedar atrapada durante el cierre de una puerta, especialmente en las hidráulicas. Es fundamental que el movimiento de cierre completo de cualquier puerta sea visible por el operador para garantizar la integridad del animal.

También se recomienda encarecidamente que se establezcan protocolos para entrenar a los elefantes a la hora de atravesarlas, para evitar lesiones. Al fin y al cabo, son comportamientos fáciles de enseñar y proporcionan mucha seguridad al animal y al operador.

Dispositivos de sujeción y contención de elefantes (ERD)

La contención de elefantes es una parte fundamental de su proceso de cría y alojamiento en cautividad. Estos animales deben ser entrenados para aceptar la sujeción, sea por el método que sea. Más que nada porque es imprescindible tenerlos bien sujetos para realizar todo tipo de actividades de manejo o salud.

Te puede interesar  ¿Cómo calmar a un perro nervioso?
Elefante enfermo tumbado en el suelo.

Instalaciones especiales para elefantes: dispositivos móviles para el transporte

Hay dos opciones básicas de contención durante el transporte: los contenedores y los remolques. En el primer caso, los elefantes se cargan libres en contenedores individuales que luego se colocan en el medio de transporte. En el segundo caso, el elefante debe estar bien sujeto dentro del remolque.

La clave del éxito, como sucedía en el apartado anterior, es condicionar al elefante previamente a estar dentro del medio de transporte. Cuanto más cómodo esté el elefante en ese lugar, menos estrés habrá durante el movimiento.

Artículos relacionados

Respuestas y Comentarios