Gato después de la castración: ¿cuáles son sus cambios físicos?

Entender los cambios que sufre tu gato después de la castración es importante porque mejora la aceptación del procedimiento por parte de los dueños. La castración de los gatos machos es una práctica común para evitar la reproducción accidental o indiscriminada y reducir la agresividad.

Además, esta medida elimina algunos riesgos potenciales para la salud, como el cáncer testicular en la edad adulta. También puede evitar lesiones potenciales ocasionadas por deambular y pelear con otros gatos machos.

Otra consecuencia de la castración es que puede inducir ciertos cambios físicos en tu mascota. En este artículo analizaremos algunos de los cambios físicos que puedes ver en tu gato después de la castración.

¿Cuáles son los efectos a largo plazo de la castración?

La castración elimina los órganos productores de hormonas masculinas. Estas hormonas, también llamadas hormonas sexuales, inducen un cierto comportamiento en los gatos, específicamente asociados al impulso sexual y la territorialidad.

Es sencillo suponer que, si faltan estos mensajeros, se produjeran cambios en el comportamiento del gato, así como cambios en su metabolismo.

¿Engordará tu gato después de la castración?

Seguramente, ya habrás oído de la asociación entre la castración y la tendencia a la obesidad. El incremento en el peso de machos castrados se considera una consecuencia de dos factores: por un lado, una reducción en el gasto de energía y, por el otro, una mayor ingesta si se practica la alimentación a libre voluntad.

Indiscutiblemente, los gatos machos no castrados serán muy activos y deambularán mucho, y es que pueden llegar a vagar por un día o más a la vez. En estas salidas cubrirán mucho terreno buscando aparearse o patrullar su territorio, y es posible que no coman muy bien.

Te puede interesar  Cómo ayudar a un cachorro a dormir toda la noche

Sin embargo, en un gato después de la castración este impulso se elimina y, por lo tanto, ya no será tan activo. En este contexto, si la ingesta se mantiene y el gasto energético disminuye, tu mascota podría engordar. Diversos estudios han estimado como adecuado reducir la ingesta entre un 13 y un 27 por ciento para mantener el peso corporal de antes de la castración.

Así, la disminución en la actividad física de tu gato después de la castración puede llevarlo, potencialmente, a aumentar de peso.

Gato comiendo

Los cambios asociados a la castración varían de un gato a otro

El cambio de comportamiento de un gato después de la castración puede afectar a rasgos específicos, por lo cual la disminución de la actividad física varía de una mascota a otra.

Por esta razón, es difícil predecir exactamente cómo responderá tu gato al tratamiento. En general, la castración se recomienda para todos los animales no reproductores.

Con menos actividad de deambular, pelear y aparearse, ¿qué puedes hacer para garantizar calidad de vida de tu mascota? Puedes reducir la ingesta de calorías y proporcionar formas alternativas de juego y actividad.

¿Existen cambios endocrinos en el gato después de la castración?

Hasta ahora se conoce que los gatos machos adultos sometidos al procedimiento muestran un aumento inmediato en el apetito. Por otro lado, el efecto directo de la esterilización sobre la tasa metabólica en felinos se ha examinado con resultados poco consistentes. Estos hallazgos apuntan a una causa multifactorial del incremento de peso.

Cabe señalar que los comportamientos que se han desarrollado, independientemente de las influencias hormonales como la caza, no se ven afectados.

Te puede interesar  ¿Cómo alimentar perros viejos?
Gato obeso

Actualmente, no está claro si es la mayor ingesta aumentada o el gasto de energía disminuido, el principal impulsor del aumento de peso asociado a la castración.

Otros cambios físicos: la disminución del olor de la orina

En gatos no castrados, el olor de la orina es muy penetrante. Este olor es consecuencia de las feromonas del gato (como la felinina), la acción de la testosterona y la eyaculación retrógrada que lleva espermatozoides a la vejiga.

Recordemos que estos olores que despide la orina están diseñados para optimizar la emisión de señales con las que el gato hace el marcaje territorial.

Artículos relacionados

Respuestas y Comentarios