Características del Tigre de Tasmania

El tigre de Tasmania, conocido también por diferentes nombres tales como lobo marsupial, tilacino o lobo de Tasmania fue un mamífero marsupial que habitó la tierra hasta el siglo XX.

Este curioso animal era nativo de Australia, Tasmania y Nueva Guinea, y fue el último miembro viviente del género Thylacinus. Los primeros registros fósiles de esta especie datan del Holoceno, mientras sus familiares aparecieron en un periodo anterior, el Mioceno.

El inicio de la extinción del tigre de Tasmania comenzó en Australia, pero pudo sobrevivir en Tasmania junto con el diablo de Tasmania, siendo éste último su pariente vivo más cercano.

Este extinto animal era un superdepredador al igual que los lobos placentarios, pero al tratarse de un marsupial no tenía relación filogenética con los cánidos.

Sin embargo, gracias a procesos evolutivos convergentes presentaba apariencia y adaptaciones similares a los lobos. Esto es, las características de ambos evolucionaron de forma independiente, pero al tener estilos de vida y de depredación similares desarrollaron adaptaciones morfológicas muy parecidas entre ellos.

Características del tigre de Tasmania

Morfología

A pesar de ser un animal extinto, el tigre de Tasmania representa uno de los pocos casos en los que se pudo realizar un registro morfológico del mismo al haber estado presente en la sociedad moderna antes de su desaparición.

  • Se trataba de un animal con cola rígida similar a la de los canguros, presentando una cresta en la punta en los ejemplares jóvenes.
  • La medida de los adultos variaba entre 100 y 180 centímetros de largo, 60 cm de alto y pesaban entre 20 y 30 kilos.
  • Su pelaje era pardo amarillento, corto, espeso y suave.
  • Se observaban de 13 a 21 rayas distribuidas entre espalda, torso y cola, más marcadas en ejemplares jóvenes.
  • Presentaban orejas redondeadas y erectas de aproximadamente 8 centímetros.
  • Existía cierto dimorfismo sexual, presentando las hembras un marsupio con 4 mamas. El dimorfismo sexual también se observaba en el tamaño del ejemplar.
  • Sus mandíbulas eran potentes con un gran ángulo de apertura de sus fauces, debido a su carácter depredador.
  • Sus patas posteriores tenían 4 dedos, en vez de 5 como las delanteras, y las zarpas eran retráctiles.
Te puede interesar  Bichón Frisé

En algunas ocasiones se compara el tigre de Tasmania con la hiena debido a su postura y comportamiento general.

Representación en blanco y negro de un tigre de Tasmania.

Comportamiento

En lo referente al comportamiento del tigre de Tasmania no se tienen muchos datos ya que solo fue observado en cautiverio y durante el día, irónico ya que era un animal nocturno. Por tanto, los datos registrados del comportamiento en libertad son escasos y anecdóticos, y siempre se han extrapolado al comportamiento del diablo de Tasmania.

El animal merodeaba en una zona comprendida entre 40 y 80 kilómetros de radio en su ambiente natural, pero no era territorial. Durante el crepúsculo y la noche cazaba. Durante el día se refugiaba en cuevas pequeñas o troncos de árboles pequeños en zonas de bosque o cerros.

Los primeros observadores de este animal describieron al tigre de Tasmania comportamentalmente:

  • Se describió como tímido a la presencia de humanos pero algunos ejemplares mostraron más cercanía. También los aborígenes australianos afirmaron haber visto a alguno nadar ocasionalmente.
  • Se registraron una serie de ladridos guturales cuando se disponía a cazar, probablemente para comunicarse con otros miembros del grupo. También se destacaron sus gruñidos y silbidos cuando el animal estaba nervioso,e incluso observaron un bostezo al que le atribuyeron significado de amenaza.

Se cree que se basaba en la vista y el oído a la hora de cazar, ya que cuando los científicos estudiaron sus lóbulos olfatorios no hallaron gran desarrollo de estos.

La época de cría duraba todo el año, siendo el principal periodo primavera y verano. Las crías se mantenían en los marsupios de sus madres hasta 3 meses después del nacimiento. Una vez abandonado el marsupio y hasta que tenían el tamaño suficiente para ayudar, se quedaban en la cueva mientras la madre cazaba.

Te puede interesar  Diverticulitis en perros: causas y tratamientos

Cuando en cautiverio estudiaron su función locomotora, descubrieron al tigre de Tasmania como torpe al andar, creyéndolo incapacitado para correr velozmente, pero a su vez observaron su salto bípedo similar al del canguro.

Representación a color de un tigre de Tasmania.

Dieta

El tigre de Tasmania era exclusivamente carnívoro. Su estómago tenía una gran capa muscular que podía distenderse.  Posiblemente esto fuera una adaptación para poder acumular gran cantidad de comida para largos periodos de tiempo de escasez en el alimento.

Sus presas eran canguros, ualabiés, vombátidos, pájaros y ratas canguro.

Extinción

El tigre de Tasmania se extinguió hace unos 80 años, muriendo el último ejemplar en cautividad en el año 1936.

La caza de este animal en las antípodas Australiana ayudaron a su extinción. Sin embargo, estudios científicos recientes demostraron que el tigre de Tasmania estaba avocado a la extinción como reflejaron los datos de su ADN.

Esto puede resultar chocante, pero se descubrió que la diversidad genética de las poblaciones de este animal presentaba un patrón de disminución drástico incluso antes del inicio de su caza. Esta disminución de variabilidad genética a largo plazo, en el mundo natural, se traduce en una mayor vulnerabilidad ante cambios ambientales, favoreciendo la extinción.

Artículos relacionados

Respuestas y Comentarios