La guacamaya: un ave muy inteligente

La guacamaya es un ave que pertenece a la familia de los psitácidos. Esta familia incluye a otras aves como loros, pericos, cotorras y cacatúas. Los psitácidos son quizás la familia de aves más carismáticas y populares del planeta.

El carisma y fuerte afecto que despiertan en la gente se debe principalmente a su inteligencia. Es bien conocido, que estas aves son capaces de resolver problemas y aprender por experimentación. Es especialmente impresionante que el conocimiento obtenido lo pueden compartir a otros miembros de su especie.

Rasgos físicos de la guacamaya

Las aves de esta familia son un grupo de aves afamadas y de fácil reconocimiento por su inconfundible pico curvo con forma de gancho. También destaca su plumaje multicolor, en el que predominan los tonos verdes con acentos de colores como el rojo, el amarillo, el azul, el púrpura y el marrón. Sin duda, su colorido hace que se confundan con el color de las flores y el follaje de los  árboles donde viven.

Los psitácidos también se caracterizan por sus vocalizaciones y su capacidad para imitar la voz de los humanos. Esta habilidad los ha convertido en una mascota deseada, por la empatía que genera.

En los psittaciformes, los dedos de las patas se encuentran dirigidos dos hacia adelante y dos hacia atrás, esto les permite manipular herramientas de modo similar a los primates.

Guacamayos rojos y azules posados en una rama de árbol.

Biología y conducta

La guacamaya tiene una maduración tardía. Por lo general, las crías dejan su hogar alrededor de los cuatro años, cuando han alcanzado la madurez sexual. Durante este largo periodo, sus padres no pondrán más huevos. Este patrón de comportamiento refleja la importancia que tienen las crías de aprender de sus progenitores.

Te puede interesar  Boxer

Además, viven en estructuras sociales complejas, de 25 hasta 50 individuos. Esta es una estrategia muy eficaz para cuidarse de los predadores. También, establecen pareja monógamas para toda su vida. Estos rasgos, aunado al hecho de poseer un gran tamaño del cerebro en relación con su peso corporal, hace que cumplan con todas las condiciones previas que se correlacionan con el desarrollo de la cognición compleja.

Una guacamaya salvaje puede vivir, en promedio, unos 40- 50 años, mientras que un ejemplar en cautiverio, bajo cuidados muy atentos, puede llegar a vivir hasta 70 años.

Belleza colorida e inteligencia

Desde siempre, los psitaciformes son considerados como los primates en las especies de aves. La proporción entre el tamaño del cerebro y el del cuerpo en ellos es claramente comparable a la de los grandes simios.

En la familia de los psitaciformes no solo se manifiesta su inteligencia por sus capacidades de aprender a imitar sonidos, algunas especies como la Kea (Nestor notabilis) también tiene una gran habilidad en el uso de herramientas, de manera similar a los grandes monos antropomorfos.

Guacamayo amarillo

Artículos relacionados

Respuestas y Comentarios