Agresión en los perros relacionada con la comida

La agresión en los perros expresada para proteger su comida puede ser un problema grave. En esta situación existe el peligro de que otros perros o humanos en la casa sean mordidos. Además, este problema puede progresar con el tiempo, lo que resulta en que el perro, sobre todo, se vuelva posesivo.

La conducta canina de proteger sus posesiones es un comportamiento normal para los perros. Los animales salvajes que protegen con éxito sus valiosos recursos, como alimentos, compañeros y áreas de vida, tienen más probabilidades de sobrevivir en la naturaleza.

La tendencia a proteger la comida o artículos valiosos no es deseable en nuestras mascotas domésticas.

¿Cómo reconocer si la agresión en los perros es alimentaria?

La agresión alimentaria es una forma de protección de recursos, en la que un perro se pone muy a la defensiva cuando come. El perro utiliza amenazas para obligar a otros a alejarse.

La conducta agresiva se puede dirigir hacia otros animales, humanos o ambos. La agresión se considera leve, si apenas gruñe y enseña sus dientes. En la agresión moderada, el perro se abalanza cuando alguien se le acerca; en casos graves, muerde.

Perro agresivo con la comida

¿Qué origina la agresión en los perros para reguardar la comida?

Es fácil suponer que la agresión alimentaria es una muestra de dominio, pero este no siempre es el caso. La competencia por la comida con los compañeros de camada es la causa principal.

A menudo, puede haber uno o dos cachorros que dominan el plato de comida a la hora de las comidas y utilizan la agresión para lograrlo. Cualquier cachorro que exhiba un comportamiento de protección de alimentos antes de las 16 semanas de edad debe ser visto por un veterinario, ya que este es un signo temprano de desarrollo agresivo del comportamiento.

Te puede interesar  Razas de perros aptos para el senderismo

Existe una variedad de cosas que los perros consideran valiosa

Aunque muchos perros guardan solo la comida, otros solo protegen huesos de masticar o juguetes. Algunos guardan artículos robados, como envoltorios de comida del cubo de la basura o calcetines.

Puede ocurrir que el perro solo dirija la protección de recursos ante ciertas personas, a menudo desconocidas. Otros protegen sus recursos de todas las personas.

Cómo reconocer si la agresión en perros es alimentaria

Primeramente, observa el lenguaje corporal cuando un perro está comiendo. Se puede ver que su cuerpo se pondrá rígido y puede mantener la cabeza baja.

Además, otros signos son que el blanco de los ojos de tu perro puede ser visible; puede mantener las orejas hacia atrás, la cola baja o sus pelos pueden elevarse. Un perro puede mostrar cualquiera o todos estos signos. Finalmente, están los signos mencionados anteriormente: gruñir, abalanzarse o morder.

Perro feroz con la comida

¿Se puede controlar la agresión en perros relacionada a la comida?

El primer paso es evaluar el comportamiento general de tu perro. ¿Solo muestra posesión sobre la comida? ¿O el comportamiento se extiende a otras cosas, como juguetes favoritos, lugares de descanso o incluso personas en la manada?

Si el comportamiento no se limita a la comida, entonces tu perro muestra protección general de los recursos. Es muy importante entender la situación e interpretar los motivos de tu perro.

Evalúa la confianza y el comportamiento general de tu perro

Si tu perro es naturalmente dominante, entonces deberás afirmarte como el líder de la manada de una manera tranquila y asertiva. Por otro lado, si tu perro es tímido o temeroso, necesitarás aumentar su confianza y enseñarle que su comida está segura con los humanos a su alrededor.

Te puede interesar  Gruñidos en el perro: ¿qué significan?

Finalmente, es importante determinar si la agresión alimentaria es leve, moderada o severa. Para casos severos, comienza consultando a un profesional para realizar el tratamiento adecuado.

Técnicas simples para comenzar a cambiar el comportamiento de agresión en perros

Apegarse al horario de comidas. Si la fuente de la agresión de tu perro es el miedo o la ansiedad de cuándo tendrá más comida, le ayudará la constancia de la provisión. Asegúrate de apegarte a la rutina para alimentar a tu perro.

Los perros tienen un reloj interno muy bueno y aprenden rápidamente cuándo es hora de levantarse, salir a caminar o que la gente regrese a casa. La puntualidad a la hora de alimentarlo ayudará a eliminar la ansiedad.

Artículos relacionados

Respuestas y Comentarios