El baño para tu mejor amigo!

La frecuencia de los baños dependerá de si la mascota pasa mucho tiempo en el exterior o si tiene problemas de piel pero, en general, con un baño al mes sería suficiente. También dependerá de otros factores como el tamaño, la raza y el pelaje.

Lo importante es que acostumbres a tu perro a bañarse. No es algo difícil, sólo hay que seguir algunas pautas y tener paciencia.

Pon a tu mascota en una bañera vacía y antes de empezar a usar el agua, háblale en un tono cariñoso y acaríciale. También puedes darle un juguete que le guste o un premio. De esta forma comenzará a asociar la hora del baño con estímulos positivos y con cosas que le gustan. No tengas prisa y cuando veas que está calmado comienza a echarle agua tibia de abajo hacia arriba.

Cuéntanos tus experiencias y tus mejores consejos!

Te puede interesar 

Artículos relacionados

Respuestas y Comentarios